Escuela de Vela Americo Vespuccio

Usted está aquí: Inicio arrow Proyecto turístico
Proyecto turístico Imprimir E-Mail

Navegando a Vela por la Ruta Histórica del Oriente Venezolano

Junto con un grupo de jóvenes venezolanos alumnos de  esta Escuela de Vela  nos hemos impuesto la tarea de revivir la historia del oriente de nuestro  país por medio de una iniciativa (en sentido turístico) que consideramos digna, fructífera y de amplio alcance.

Proponemos la creación de una cooperativa entre una serie de posadas  ubicadas  en oriente y que tengan acceso al mar y  ser alimentadas,  por turistas, utilizando las vías marítimas. El proyecto establece incorporar posadas ubicadas en las siguientes localidades: Escuela de Vela  Américo Vespucio, Golfo de Santa Fe, Islas Caracas, zona norte del Golfo de Cariaco, pueblo de Araya, Isla de Coche y finalmente Isla de Margarita. Cada una de estas posadas tendrá características propias y como ejemplo citamos a tres existentes en el golfo de Cariaco las cuales se dedican de manera muy especial a las actividades relacionadas con la vela, con la pesca tradicional, y con el submarinismo.

El centro de operaciones será la E.V.A.V. la cual esta ubicada en la Bahía de Pozuelo al lado del Morro de Lechería. Este centro estará dotado además de las instalaciones ya existentes propias de una escuela de vela, de una posada  con unas 15 habitaciones con  capacidad para unas 55 personas , un gimnasio y un muelle para atracar a las embarcaciones de servicio  turístico destinado al transporte de turistas vía mar. El  recorrido será través del Parque Nacional Mochima, la zona costera de la ciudad de Cumana y finalmente entraría al golfo de Cariaco. En un próximo futuro este itinerario podría ser ampliado una vez que se incorporen las posadas de Araya, Coche y Margarita.

La Ruta Histórica del Oriente Venezolano
Un velero, aunque sea un modelo de esta época atómica, siempre nos conduce a soñar con nuestro pasado. Las embarcaciones han cambiado, mucho más los aparejos que son cada día mas sofisticados, pero el disfrute es siempre igual. La tecnología ha tomado el mando y trata  de conducirnos hacia un mundo cada día mas frío y especulativo; menos mal que tenemos el velero. En realidad es nuestra salvación. A bordo de un velero estamos obligados a pensar de manera distinta a la que estamos acostumbrados en tierra firme; no hay autopistas que nos obliguen a rumbos preestablecidos, no hay semáforo, que nos obliguen a parar no  hay limitaciones para exaltar a nuestra fantasía para que esta nos conduzca hacia cualquier lugar. Podemos prescindir del combustible industrial gasolina o gasoil que sea. Eolo es nuestro despachador de energía. Claro tiene su propio carácter a veces compasivo y tolerante,   a veces furioso y con ganas de destruir. Pero basta  conocerlo o  tolerar sus manías para que  todo vaya sobre olas de las mil maravillas. Los venezolanos que tenemos la suerte de vivir en el Oriente del país somos gentes afortunadas; poseemos el lugar mas encantador de la tierra, rico de fantásticos recuerdos históricos y saturo de leyendas estrechamente ligadas a nuestro pueblos autóctonos y cuando descubrimos nuestra costa, desde un velero, nos sentimos además atrapados por una atmósfera satura de acontecimientos ocurridos, que nuestro sentir atrae a nuestro presente. Los navegantes europeos, los piratas y los corsarios han avasallado nuestras islas y nuestros litorales continentales, permitiendo a los Caribes, a los Caracas, a los Cumanagotos, Tagare y Guaiqueries demostrar su valentía tratando de no sucumbir. La ruta histórica que sale desde Lechería y llega al Golfo de Cariaco para descansar en los fondeaderos al sur de la Península de Araya nos hará revivir en cada instante a través del parque Mochima, y del Golfo, costeando la costa de Cumana, las gestas épicas de nuestro humilde y valiente pueblo oriental.

Los veleros de la E.V.A.V. con la función específica de llevar a los turistas nacionales y extranjeros a sus respectivas posadas ofrecerán a bordo, además del servicio propio del charter  de altura, clases de navegación a vela. Para trayectos de más de 30 millas  se podrían utilizar catamaranes.

Los turistas llagarían al aeropuerto de Barcelona para ser trasladado  adecuadamente a la E.V.A.V. donde serian recibidos y luego conducidos a su respectiva posada. Según lo establecido por  la agencia podrán salir inmediatamente para su destino o quedarse en la E.V.A.V. el tiempo que su condición de viaje lo establezca;

El viaje náutico. A todo turista le será entregado una guía publicada en dos idiomas (ingles y español) donde se podrá apreciar lo interesante del viaje sea por sus bellezas naturales y sea  por los  importantes hechos históricos acaecidos alrededor de las  zonas en la cual  se navega .